inicio
Salud bucodental
La enfermedad periodontal

La enfermedad periodontal es una patología propia de las encías. Cuando la limpieza dental no es correcta, se produce una acumulación de la placa bacteriana entre los dientes y la encía, lo que hace que ésta enrojezca, se inflame y sangre con facilidad durante el cepillado. También puede manifestarse en forma de cosquilleo o con la sensación de un cuerpo extraño en la base de los dientes. Con el tiempo, se puede advertir que la encía retrocede, formando unos repliegues o bolsas característicos. A esto se añade un sabor desagradable y persistente, mal aliento y sensación anormal de calor en la boca. Esta primera fase de la enfermedad se denomina gingivitis y si no es tratada adecuadamente evoluciona hasta provocar la enfermedad periodontal, denominada coloquialmente como piorrea. En este caso, la inflamación y la infección es crónica, lo que provoca un dolor en la zona, sangrado de encías, secreción de pus, y movilidad de los dientes.

La periodontitis es más grave ya que afecta a los tejidos de soporte de los dientes. En los casos más severos llega incluso a dejar al descubierto la zona de división de las raíces y provocar la movilidad de los dientes, hasta acabar por perderlos definitivamente.

Limpieza adecuada

La mejor forma de prevenir la enfermedad periodontal es practicar una higiene dental adecuada. El sarro es la principal causa de la enfermedad periodontal, y para eliminarlo no es suficiente el cepillado de los dientes ya que su consistencia es dura y se encuentra adherido a la superficie dental. Sin embargo, sí puede eliminarse mediante instrumentos específicos que emplea el higienista dental en una limpieza bucodental.

Junto con la caries, la enfermedad periodontal es una de las patologías más frecuentes. En España, el 68% de los niños presenta gingivitis y entre el 50 y el 60% de los adultos padecen formas más o menos graves de enfermedad periodontal. D.V.

Consúltenos.

Estado severo de enfermedad periodontal.
El avance de la gingivitis puede provocar la movilidad y la pérdida de las piezas dentales.
Más temas
en Salud Bucodental